miércoles, 5 de febrero de 2014

Una de pulpo


      El Aloe arborescens, popularmente conocido como la "planta pulpo" o "Aloe candelabro", es originario de la parte costera suroriental del continente africano. Es un aloe que ramifica con facilidad, formando densos grupos y puede alcanzar más de dos metros de altura. Su gran adaptabilidad a distintos ambientes, su gran belleza y sus propiedades a favorecido su expansión a lo largo y ancho del mundo.


      El A. arborescens es una planta de gran rusticidad que situaremos preferiblemente en un lugar soleado (en zonas sombrías también funciona). Puede llegar a soportar temperaturas frías de algún grado bajo cero (alrededor de -2 ºC) de manera puntual. Dejaremos secar el sustrato entre riego y riego, anulándolo con temperaturas bajas, recordar que soporta bien la falta de agua. Evitar los encharcamientos.


      El Aloe arborescens está considerado como uno de los aloes con más propiedades medicinales y terapéuticas que se conoce. Contiene diferentes elementos que actúan como antibióticos, astringentes, agentes coaguladores e inhibidores del dolor, estimuladores del crecimiento celular, favorecedores de la cicatrización, detergentes, humectantes y otras muchas más maravillosas propiedades, pero simplemente por la belleza de su floración, de mediados de invierno a principios de primavera, en un naranja rojizo, ya es motivo suficiente para tener como "planta de compañía" a una de éstas.


      La tenemos disponible calzada en una maceta de 17 cm y con una altura de planta de 40 - 60 cm, con dos o tres plantas por maceta. Hermosas, fuertes, decorativas, medicinales, soportan la falta de agua, algo el frío... ¿qué más le podemos pedir?

Imprímeme

2 comentarios:

Hilde María Couto Serantes dijo...

Como puedo hacer para conseguir una de estas ?

Luis Ferrer dijo...

Contacte con nosotros en el teléfono 963 773 068 y hablemos.

¡Un saludo!

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.