lunes, 6 de febrero de 2012

Rojo pasión


      Tenemos a vuestra disposición unos hermosos cactus injertados de colores (¡estos no están pintados!), de los cuales me gustaría destacar el rojo, por su vibrante color y volumen.

      Se trata de una mutación de un Gymnocalycium mihanovichii, que debido a su coloración y a la carencia de clorofila, no puede sobrevivir por si solo y debe ser injertado en una compañera (de normal sobre Hylocereus spp.) que le haga todo el trabajo. El primer mutante de color de esta variedad fue encontrado por un horticultor japones en la década de los 40.


      Su mantenimiento es sencillo, lo situaremos en un lugar muy iluminado, sin sol directo o uno muy suave, y lo regaremos cuando el sustrato esté seco y con cuidado de no mojar (o solo un poco) ninguna de las dos partes de esta composición. No dejar que las temperaturas bajen de los 5 ºC. Si la parte que alimenta a nuestra pequeña "bola roja" echa algún brote, deberemos cortarlo para mantener en las mejores condiciones el injerto.

      Lo tenemos también en rosa, en naranja y en "negro", junto con otras variedades injertadas de color amarillo, verdes, grises... en M-8 y en M-5.5, pero a mí me sigue gustando más el ROJO.
       
Imprímeme

2 comentarios:

Rosangela Colon dijo...

Como este tipo de captus se da

Rosangela Colon dijo...

Me dejan saver

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.