miércoles, 2 de febrero de 2011

La Rosa de Jericó: Creencias y usos "mágicos"

Hidratación durante 3 horas, con imágenes cada 5 min.

      Siento por estos cambios en la entrada, pero he visto más apropiado poner por separado la descripción de la planta de su uso "mágico". Lo que sigue a continuación son algunos de los distintos rituales y oraciones recopilados de la red (hay miles), que se deben de realizar para beneficiarse de las propiedades esotéricas que se le atribuyen a la planta:

      Llenar el recipiente (plato o cuenco) de agua y sumergir con la mano derecha y despacio la planta seca, con las raíces hacia abajo, a la vez que se pronuncia estas palabras:
Yo te adopto Rosa de Jericó, y te doy la bienvenida a mi hogar, para que finalice tu errar por los desiertos y encuentres en este humilde lugar tu mansión definitiva. Te doy el nombre de... (a elegir), y prometo cuidarte y respetarte siempre. Te ruego que protejas mi casa de todo mal, por la bendición que de Jesús recibiste y su infinita misericordia”.
      A continuación se debe dejar durante tres días sin cambiar el agua (y sin hacerle ninguna petición). El agua se volverá turbia, sucia o con un fuerte olor, y al cuarto día, se eliminará el agua y se limpiará todo con suavidad y delicadeza. Se vuelve a poner agua limpia y se deposita la planta.  Y repetimos la operación hasta el séptimo día, donde completaremos por fin el proceso de limpieza y adaptación de la planta a su nuevo entorno, quedando preparada para recibir las peticiones que disponga. Estos siete primeros días de limpieza son muy importantes. En su primer contacto con el agua, la S. lepidophyla aprovecha para desprenderse de sus esporas, y se puede generar una especie de pelusilla o puntos blancos (hongos) que pueden ser eliminados con sumo cuidado ayudándose de un bastoncillo de algodón humedecido.

       Para realizar las distintas peticiones (una cada vez) se debe introducir cierto objeto junto con la planta en el recipiente y decir una oración determinada que siempre empieza de la siguiente manera:
Divina Rosa de Jericó, por la bendición que recibiste, la virtud que encierras y el poder que se te concedió en el amor de Jesús y su infinita misericordia, te ruego que me ayudes a..."
      Cada petición deberá durar lo que convenga, pero con un mínimo de siete días y diariamente se deberá repetir al menos una vez la oración. Para no romper la magia, el objeto introducido no podrá ser extraído hasta el final del proceso. Si la petición es para otra persona, no para uno mismo, lo que hemos introducido debe ir acompañado con una ramita de romero.

      Para conseguir SUERTE hay que introducir en el recipiente utilizado un trozo de cinta roja con tres nudos bien apretados y la oración debe continuar con “... a encontrar la suerte en mi camino y anudarla fuertemente a mi vida, para que no me abandone jamás”.

      Para conseguir SALUD hay que introducir tres piedrecitas y proseguir la oración con “... a conservar (o recuperar) la salud, para afrontar las vicisitudes de la vida con la fuerza necesaria y poder vencer cada uno de los obstáculos que se me presenten”.

      Para conseguir AMOR hay que introducir una cadenita dorada o pulsera y continuar la oración con “... a conseguir el amor de -nombre de la persona amada-, para realizar mi vida y sueños en su compañía”.

      Para conseguir DINERO hay que introducir cinco monedas de curso legal, preferentemente doradas, y proseguir la oración con “... a conseguir el bienestar económico, para vivir dignamente, proteger a los míos y ayudar a los más necesitados”.

      Para conseguir TRABAJO  hay que introducir una llave, grande o pequeña, y seguir la oración con “... a encontrar un trabajo (o mantener) que dignifique mi vida y me permita cuidar de mi familia, ahora y siempre”.

      Para que actúe en el NEGOCIO, es necesario que la Rosa se encuentre en el local donde se realiza la actividad económica  y no se le puede hacer ninguna otra petición, se dedicará exclusivamente al negocio. Se debe introducir en el recipiente un pellizco de ceniza y continuar la oración anterior con “... a conseguir la prosperidad de mi negocio, alejando de él todas las malas influencias, como el viento aleja las cenizas”.

      Es conveniente que la Rosa de Jericó descanse de vez en cuando, deshidratándola, pues el uso continuado de agua podría deteriorarla (recordar que es oriunda de los desiertos).

      Otros poderes atribuidos a esta planta son la adivinación de la dificultad del parto, basándose en la velocidad de apertura, cuanto más lenta sea ésta, más complicado se espera;  la disipación de las energías negativas mediante el uso del agua del recipiente que la contiene para fregar los suelos y las ventanas; y hasta la predicción del tiempo debido a su sensibilidad a la humedad.
      
Imprímeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada